General·implante coclear·Maternidad

Volver a empezar

“La mujer de verde se ha vuelto a poner el traje…
para rescatarme.
Qué sucederá cuando las balas no reboten,
y los malos sean más fuertes,
y volar no sea tan fácil,
y conozcan nuestros planes.”

La mujer de verde – Izal

Ya estamos en octubre. Llevo más de dos meses sin escribir y toda la energía que recuperé tras las vacaciones se evaporó con la primera itis de la temporada. Después de un mes de guardería hago balance y me siento, cuando menos, asustada. Una bronquiolitis, una gastroenteritis, un cuadro vírico y un par de visitas a urgencias. Eso sólo Martín, si extrapolamos a los adultos la lista continua. En serio, ¿qué pasa en las escuelas infantiles?

Este curso tenemos muchos planes, virus mediante. Tener un hijo sordo conlleva mucho trabajo pero también reporta una satisfacción que no cambiaría por nada del mundo. Vivir junto a Martín la experiencia del sonido por primera vez es increíble. Sólo han pasado siete meses desde la apertura pero el recuerdo de cuando no había respuesta parece mucho más lejano. Martín cada día reconoce más sonidos sin apoyo visual y la evolución diaria es una pasada. Esa es la mejor recompensa al trabajo de todos los meses.

Por eso, quiero compartir con vosotros la campaña que ha lanzado FIAPAS con motivo del día internacional de las personas sordas, el pasado 24 de septiembre. El objetivo es concienciar a la sociedad de la situación que vive este colectivo y de los esfuerzos que conlleva para ellos y sus familias su inclusión en la sociedad. Os recomiendo que visitéis la web Que lo escuche todo el mundo y veáis los vídeos que han grabado con familias que están viviendo esta aventura.

Gracias por seguir ahí y feliz semana!

Anuncios
Maternidad

EmoticoNes

“Ser natural es la más difícil de las poses”

Oscar Wilde

Tengo que reconocer que soy una persona con poca gracia. Antes de ser mamá tenía que esforzarme bastante para hacer reír a mis sobrinos. No era algo que me saliera con naturalidad, los niños se daban cuenta y sus ojos serios se clavaban en mí… seguro que estaban pensando que su tía estaba tururú. Al final siempre optaba por pasar a los juguetes, que sí que les hacían gracia.

Pero no sabía que eso iba a cambiar cuando Martín llegara. Desde el primer día las caras, gestos y signos comenzaron a fluir como si lo hubiera estado haciendo toda la vida. Mientras come, mientras esperamos la cola del hiper, mientras jugamos en casa, mientras está empezando a torcer el gesto antes de un berrinche… cualquier momento es bueno para reinos juntos mientras hacemos muecas o movemos las manos sin parar. Y lo mejor de todo es que cuando sale natural, ellos lo perciben y te premian con lo mejor que tienen, su sonrisa.

Por eso, cuando me propusieron participar en EmoticoNES, la nueva iniciativa de NESTLÉ no lo dudé ni un segundo. El objetivo es crear una librería de emoticonos con las muecas o gestos que hacemos a nuestros bebés para que se rían con nosotros. Todos esos gestos que nos salen de manera natural y que hacemos sin darnos cuenta. Cuando la librería esté terminada se volcará en una app y podremos utilizarlos en cualquier programa de mensajería como, por ejemplo, whatsapp.

Desde hace un par de meses, soy una de las Supermamis Blogueras de Nestlé y gracias a ello pude ser una de las primeras personas en probar esta original iniciativa. Envié una selección de mis mejores muecas y me hicieron mi propio emoticoNes.

emoticonos6
Mi EmoticoNes

Lo mejor de todo es que vosotros también podéis participar en esta promoción. Para ello tenéis que subir vuestras fotos con los mejores gestos, muecas, poses aquí. Es muy importante que la cara se vea bien porque de entre todas las fotografías recibidas se elegirán las 15 caras más divertidas… así que hay que darlo todo!!

El plazo está abierto hasta el 14 de Julio a las 24:00 horas.

Pero no queda ahí la cosa, sólo por participar entrareis en el sorteo de 10 lotes de productos NATURNES compuestos por:

  • 2 packs de tarritos NATURNES Selección
  • 3 bolsitas NATURNES
  • 1 cuchara para bolsitas
  • 1 osito de peluche Nestlé

Y si tu cara es una de las 15 ganadoras ganaréis, además, vuestro propio emoticoNes personalizado. Podéis leer todas las bases del concurso aquí.

Agradecer a Marta y, por supuesto, a Nestlé que hayan contado conmigo para esta campaña. Martín se ríe un motón cuando ve el dibujo de su mamá en el móvil. Me ha hecho mucha ilusión tenerme en ese formato. Animaros a participar!!!!

Mucha suerte y hasta la próxima!

 

Maternidad

Mi maternidad

“El sueña con dormir cuando ella duerme,
y sueña con soñar lo que ella sueña”

Iván Ferreiro – El Dormilón

Durante las 40 semanas que suela durar un embarazo los consejos de otras madres nos ayudan para prepararnos a lo que viene, y más cuando eres primeriza. Pero hay veces que nos pasamos del limite, yo misma me he sorprendido haciéndolo, más de una vez. Estar fuera de cuentas  y que hasta la cajera del hiper te cuente su parto es un coñazo.

Después de un año con mi pequeño sé que el mejor aprendizaje te lo da el día a día. Cada niño es un mundo y, por supuesto,  no hay dos experiencias iguales. Es lo grande de la maternidad. Al principio eres una pardilla pero hay un punto de inflexión en el que comienzas a ser dueña de la situación. Las primeras semanas agobian, todo el mundo sabe, todo el mundo te aconseja y tu te acobardas. No es malo pero hasta que no consigues tener la autonomía suficiente hay momentos de puro estrés.

Tras quince meses como mamá hay una serie de máximas que he interiorizado a la perfección. Ahí van:

No volverás a visitar a un recién nacido de la misma manera

Los dos días que estuve en el hospital fueron los más felices de mi vida pero también los peores. Sin entrar en detalles hubo momentos en los que la situación se fue de las manos. Desde entonces me cuesta mucho pisar un hospital y, salvo en contadas ocasiones como la reciente llegada de mi sobrino Juan, no aparezco hasta pasadas unas semanas.

Serás capaz de dormirte de pie

A partir de la semana 31 de embarazo empecé a dormir mal. Pasaba las noches en el sofá intentando encontrar una postura cómoda. Pero claro, no es lo mismo estar en el sofá viendo una serie que querer dormir y no poder. Martín, como muchos bebés, tuvo cólicos. Las primeras semanas pasamos noches en vela intentando hacer que se calmara pero al final decidimos llevarle a un osteópata. Menos mal, legué a un punto en el que era capaz de quedarme dormida de pie.

Luego los horarios se ajustan y vuelves a dormir. Pero ya no es lo mismo. Cada movimiento, cada suspiro, cada bostezo fuera de lo normal  hace que te pongas en situación de alerta. Yo, que había desarrollado un filtro al sonido del aspirador de casa de mi madre, ahora me despierto con menos que el vuelo de una mosca.

No volverás a usar alguna de tu ropa

Durante el embarazo no engordé mucho, intenté llevar una dieta equilibrada y evitaba ciertos excesos. Estaba completamente convencida de que no iba a tener problemas para recuperar mi talla, pero me equivocaba. La lactancia, junto con los meses de incertidumbre derivados por la hipoacusia de Martín, me superaron. Por suerte, cuando dejé de dar el pecho empecé una dieta y ya he vuelto a ser la que era. Eso sí, he tenido que renunciar a volver a entrar en alguna de mis prendas.

Conocerás el verdadero poder de la fuerza

Llegarás reventada a casa pero jamás dejarás de hacer la cena o dar un baño a tu hijo. Yo no sé de dónde me salen las fuerzas. Eso sí, en cuanto se mete en la cama caigo en la mía como si hubiera corrido una maratón.

La caca de tu hijo no olerá

Pertenezco a una familia numerosa, con muchos niños. Eso me ha dado mucha práctica con los pañales pero he hubo momentos que llegué a tener arcadas. Sobre todo una situación con mi sobrino Daniel en la que me llené de caca hasta la frente. Pues con Martín nada, debe ser la genética.

La recuperación de las famosas no es real

Estoy harta de ver a famosas que tienen un montón de hijos y están perfectas al mes de dar a luz. Encima, cuando les hacen una pregunta sobre cuál es su secreto dicen que correr detrás de sus hijos. Venga hombre, sé que la genética ayuda pero no nos engañemos. Necesitas tiempo para ti misma y, sin ayuda, no lo tendrías. Eso es así.

Pero aunque todas esta máximas se me hayan grabado a fuego, lo más importante es que aprendas a relativizar todo lo que mamás pesadas como yo nos empeñamos en predicar. Cada una tiene que aprender a vivir su maternidad y, sobre todo, a disfrutarla. ¿Qué opináis? ¿Os ha pasado algo parecido?

Últimamente tengo menos tiempo del habitual y he tenido que sacrificar mis momentos delante del ordenador. Espero que vaya mejorando y, como siempre digo, si se quiere, se puede. Pero quería publicar esta entrada por dos razones. La primera para felicitar a mi prima Sandra y a Julián por la llegada de Juan, el nuevo príncipe de la familia. He crecido con mis primas y ver como ahora van a crecer juntos nuestros hijos es algo que me emociona enormemente.

La segunda es felicitar a mi sobrino Daniel. Recuerdo el día de su nacimiento como si fuera ayer. Estaba de exámenes pero esa tarde fui a conocerle. Era el tercer bebé de la casa pero el primer varón. Era precioso, con un lunar situado estratégicamente para que quedara perfecto. Ahora, once años después, es un chico guapísimo que está como loco con el fútbol y al que le encanta picar a su tía subiéndose en los columpios más altos del parque… con el vértigo que yo tengo!!

En fin, esto es lo más bonito. Vivir la maternidad y ver  como da sus frutos.

Feliz fin de semana!

_IGP9287B

Maternidad·música

Muse

“Starlight
I will be chasing the starlight
Until the end of my life
I don´t know if it´s worth it anymore”

Startlight – Muse

El jueves pasado volví a ver en directo a Muse. No se puede medir lo que te gusta un grupo de música pero este, en concreto, ha estado acompañándome en momentos muy importantes de mi vida. El día de mi boda, sin ir más lejos, Exogenesis y Startlight me acompañaron durante parte de la ceremonia.

FullSizeRender (2)
Escenario Drones World Tour

Volver a verles después de cuatro años, me ha devuelvo muchos recuerdos. Recuerdo que cuando salí del último concierto, en 2012, dije que ya no volvería a verlos más. No fue un mal concierto, ni mucho menos, pero fue frío. No sentí lo mismo que la primera vez que los ví en La Riviera, allá por 2003, cuando noté cómo las piernas me temblaban tras escuchar Plug un Baby. El jueves pasado volví a sentir esa sensación. Y es que, como decía una noticia de El Confidencial que pasó mi amiga Lorena, Muse es una religión y toda la gente debería ir a verlos una vez en su vida.

Recordar un concierto de hace trece años hace que me ponga nostálgica.  Por aquella época estaba agobiada con la carrera y las prácticas. Deseaba acabar y ponerme a trabajar para poder ser independiente. Ahora que lo he conseguido, el agobio viene cuando las horas del día pasan sin darme cuenta y no he podido hacer nada de lo que antes era imprescindible para mí. Está claro que nunca estamos conformes con lo que tenemos. Yo debo aprender a ser paciente y saber que todo volverá con el tiempo.

A veces mi chico tiene que recordarme que mi vida ha cambiado. Tener a Martín ha sido lo mejor que me ha pasado pero me cuesta cambiar mis hábitos. Por ejemplo, con algo tan obvio como los viajes. Yo siempre llevo mi planning diario pensado al milímetro pero ya no podemos estar viendo cosas mañana y tarde sin parar, en unos años quizás sí, pero con un bebé hay que guardar unas rutinas aunque no estés en casa.

Y qué puedo decir de salir de fiesta. Madre mía, ¡qué me gusta a mí una fiesta!, mi cabeza lo está deseando pero luego llega mi cuerpo y me recuerda que llevo semanas durmiendo una media de tres horas y rompo la máquina. Recuerdo los Non Stop con mis amigas, cuando empezábamos a la una de la tarde y terminábamos a las 4 de la mañana en un concierto de Medina Azahara. No es que me guste este grupo, pero eran las fiestas del pueblo de al lado y había que aprovechar. O cuando no había quién me trajera a casa y quería terminar la noche en el The Moon. O cuando fuimos a la romería del pueblo de una amiga y al día siguiente todos nos conocían. O las salidas con mis primas, cuando nos íbamos todas juntas a dormir y pasábamos el domingo viendo todas las temporadas de  Sexo en Nueva York.

O cuando teníamos maratones de películas antes de los Oscar e incluso me sobraba tiempo para escribir la crítica en un blog en el que colaboraba. Ahora, llevo un mes para ver Julieta, de Pedro Almodóvar, y no puedo ni enumerar la cantidad de películas que he dejado apartadas. Con las series voy salvando alguna temporada pero tengo a mi amiga Delia esperando para comentar la tercera de Orphan Black. Y ya no hablo de otras aficiones totalmente aparcadas pero no por ello menos importantes.

Tener estos momentos es habitual, sobre todo ahora que Martín es tan pequeño y depende de nosotros para todo. Yo estoy feliz con mi nueva vida pero no puedo evitar echar de menos algunas cosas. Seguro que cuando pase esta etapa y Martín sea más independiente echaré de menos estos años. Soy así, qué le voy a hacer. Pero debo aprender a tener paciencia y no quererlo todo ya. Disfrutar el momento, que el tiempo pasa muy rápido.

Feliz fin de semana!

Maternidad·Sello de Calidad

Sello de Calidad Nestlé Naturnes

Son días en los que no tengo tiempo de sentarme a escribir. Es una pena porque los ratos que paso delante del ordenador me dan mucha tranquilidad… Las últimas semanas han estado llenas de contratiempos. El comienzo de la guardería ha traído un pack de bienvenida compuesto por fiebre, mocos, conjuntivitis y gastroenteritis. Vamos, todos los virus juntos. Pero, por suerte, los bebés se recuperan rápido y ya tenemos a Martín dando guerra como siempre.

Pero no todo iba a ser malo, hace un par de semanas recibí una gran noticia. Volvía a ser seleccionada para un sello de calidad, esta vez nos había tocado probar los nuevos sabores de las bolsitas Naturnes de Nestlé. He de decir que ha sido un gran descubrimiento, a Martín le encantan y a mí me dan una tregua en mis tardes maratonianas de guardería-logopeda-parque.

IMG_6102
Nuevos sabores Naturnes y Iogolino

Gracias a Madresfera y Nestlé  recibimos un lote de bolsitas elaborados con fruta de los siguientes sabores:

  • Naturnes 4 frutas
  • Naturnes Plátano, Manzana y Avena
  • Naturnes Manzana, Mango y Zanahoria

Además, se incluían cuatro Iogolinos de Manzana y fresa, los postres lácteos para bebés que aportan más del 30% del calcio necesario.

IMG_6156

Los tres aspectos principales a valorar pasan con nota nuestra prueba:

  • Sabores: la mezcla de verduras y frutas es un acierto. Martín ha probado todos los sabores pero su favorito, sin duda, es el de Manzana, Mango y Zanahoria.
  • Texturas: muy suave. Se puede beber o comer con cuchara. Martín no reconocía el formato así que la primera vez se lo dí con una cuchara. Cuando descubrió la boquilla no había quién se lo quitara.
  • Facilidad de uso: super prácticos. Me han salvado la vida en la espera del logopeda y a la salida de la guarde. Tienen un formato ideal para llevarlos en el bolso y, si no lo terminan, un cierre para que no se derrame nada.

Me ha gustado mucho esta prueba. He conocido un nuevo producto sano y rico. Muchas gracias Madresfera y Nestlé por contar conmigo en esta promoción.

Feliz Puente de Mayo!

 

 

Maternidad·Sello de Calidad

Sello de Calidad Dodot

Estoy muy emocionada. Llevo años leyendo blogs y nunca creí que podría tener la posibilidad de publicar una entrada en la que pudiera evaluar la calidad de un pañal en función de mi experiencia como madre.

Como sabéis este blog nació a principios de año para, entre otras cosas, contar mis primeros meses como mamá de un niño sordo. Poco a poco he ido añadiendo otros temas que  complementan  mi día a día. No creáis que me paso el día hablando de implantes.

Cuando abrí el blog me apunté a Madresfera, una plataforma en la que los blogs que tenemos la maternidad como nexo de unión participamos en un ranking y tenemos la posibilidad de disfrutar de distintas promociones como la que me ha tocado a mí, la prueba de los nuevos Dodot Activity.

Pero antes voy a remontarme a mi primera experiencia comprando pañales. No te das cuenta de lo poco que sabes hasta que llega la primera compra. No sólo hay que saber qué marca comprar sino que también hay que elegir la modalidad que mejor se adapte a tu bebé. Yo no tenía ni idea así que recurrí a la experiencia de mis mejores consejeras, mis primas. Todas coincidieron en la misma marca, Dodot.

Los primeros pañales que compramos fueron los Dodot Sensitive, Martín tiene piel atópica así que hasta que pasamos a las talla 3 fueron nuestros pañales de cabecera. Luego pasamos a los Dodot Activity. Varias amigas me recomendaron los pañales de Hacendado y los de Lidl. Probé ambos pero no me convencieron. Es verdad que el precio es muy atractivo pero, aunque la piel de Martín no se alteraba, el olor y la absorción no llegaron a convencerme.

Así que cuando Madresfera lanzó la campaña para probar la nueva tecnología de Dodot no lo dudé ni un segundo. Me apunté y tuve la suerte de ser seleccionada. Recibimos los nuevos pañales en un pack precioso, dentro de una bolsa sujeta con unos tirantes que Martín utilizará seguro.

IMG_5230
Pack prueba Dodot

El pack incluía varios utensilios para realizar un experimento casero en el que pudimos comprobar que la tecnología que aporta Dodot a los nuevos pañales hace que la absorción sea más uniforme y que haya mayor sensación de sequedad.

Hice algunas fotos, con calidad pésima, del experimento. Finalmente he decidido que lo son las palabras, así que dejo el vídeo que preparó Madresfera par el Sello de Calidad.

Como el movimiento se demuestra andando el mejor experimento ha sido el resultado que he tenido en mi día a día con Martín. He notado dos grandes cambios, uniformidad y sequedad. El pipí no se concentra en la misma zona y, al cambiar el pañal, no hay tanta humedad como en los anteriores. También he notado algo que no ha sido tan positivo, el olor. Puede que sea sólo mi sensación pero el olor a pipí me ha llamado la atención. No obstante, sigue siendo menor que el de otras marcas.

En general, los nuevos Dodot Activity me han gustado bastante. Su absorción de la humedad beneficia la piel del bebé, en especial para lo que tienen una piel delicada como es mi caso. Seguiré confiando en Dodot a la hora de comprar pañales. Gracias a Madresfera y a Dodot por la oportunidad de contar mi experiencia con los nuevos #Dodotnocuelga.

Educación·Maternidad

La guardería

Esta semana Martín ha comenzado la guardería. Tenía plaza desde septiembre pero los médicos fueron muy explícitos con este tema. Si Martín se pone malo, la operación se retrasa. Si la operación se retrasa, Martín comienza más tarde a experimentar el sonido. Evidentemente no podíamos dejar que eso pasara así que no le matriculamos y recurrimos a la mejor ayuda del mundo, los abuelos de Martín.

Tenemos la suerte de contar con los cuatro y de que los cuatro tengan buena salud. Algún achaque que otro hay, pero con el nieto desaparecen. Y qué voy a decir de Martín, no sólo es el rey de mi casa también lo es en la de sus abuelos.

Para nosotros no podría estar en mejores manos que con ellos pero que Martín se relacione con otros niños es vital para su desarrollo así que en cuanto ha pasado la operación la guardería ha vuelto a estar en nuestros planes.

Mi marido y yo teníamos dos cosas claras, queríamos una guardería cerca de casa y, a ser posible, pública. Cercana para que vaya con niños del barrio, de su entorno, y pública porque, además de que las instalaciones son increíbles, Martín recibirá apoyo por mediación de atención temprana. Así que nos pusimos en contacto con las guarderías en las que todavía había plazas disponibles a estas alturas de curso y matriculamos a Martín.

Tuvimos dos entrevistas, una con la directora  y otra con Virginia, su tutora. Es la primera vez que tienen a un niño con hipoacusia y he podido comprobar que se han preparado muy bien para el cuidado del IC y para la comunicación con Martín.

Los dos primeros días han sido de adaptación, sólo ha ido un par de horas conmigo. Pero mañana se queda todo el día, hasta las tres. Martín ha estado jugando y no me ha hecho ni caso. Esperemos que siga así y mañana se quede jugando con sus amigos como si nada.

Otro capítulo completado. Poco a poco normalidad está llegando a nuestras vidas.