General·Maternidad

Te puede pasar a tí

We can be Heroes. Just for one day – David Bowie

No sé cómo hubiera sido mi experiencia si Martín hubiera nacido oyente. Pienso que los pequeños detalles, que para nosotros son enormes, pasarían desapercibidos, o quizás no. No lo sé. Pero hay una cosa que sí sé. Que cuando nos toca enfrentarnos a un reto así desarrollamos una sensibilidad especial. Una empatía que hace que nos posicionemos en el lugar de otras familias.

Antes, cuando veía a un niño con una discapacidad sentía pena. Compasión por haber nacido así y lástima, mucha lástima, por sus padres. Miraba hacia otro lado como si así desapareciera el problema. ¡Qué equivocada estaba! Esos niños y sus familias son auténticos luchadores. Héroes en una lucha diaria en el que el tiempo y el dinero juegan su contra. Siento auténtica admiración por esas familias que dan todo lo que tienen para que sus hijos consigan dar un paso o emitir una simple palabra.

Desde que conseguí hablar de la hipoacusia de mi hijo su situación ha sido lo primero que he contado. Quería que todo el mundo supiera que esa era nuestra circunstancia. No había que eludir el tema. A raíz de que Martín comenzara a llevar audífonos viví algunas situaciones complicadas. Situaciones en las que ahora era yo la otra persona. Al principio fue duro, no lo voy a negar, pero poco a poco me fuí viniendo arriba y siempre acababa contando nuestra historia.

A las tres semanas de poner los audifonos a Martín viví una situación dura. Estaba con mi madre tomando un café en Madrid. Era uno de esos días en los que teníamos pruebas mañana y tarde y nos quedábamos a comer en el centro. Estábamos en un restaurante y la señora que estaba sentada en la mesa de mi izquierda no paraba de mirar a Martín. Mi niño es precioso y es normal que la gente lo mire, pero su actitud me resultaba familiar. La miré con una sonrisa y ella, al darse cuenta, empezó a hablar como si le hubieran dado cuerda. Hablaba sin parar de sus nietos y de que su hija pequeña iba a ser mamá y había salido de cuentas… Siempre evitando el silencio. Cuando terminó su café se fue. La compasión no abandonó su mirada. Sentí ganas de llorar. Una rabia inmensa se apoderó de mí pero entonces las señoras que estaban en la mesa de mi derecha comenzaron a hacer monerías a Martín. El niño comenzaba a reírse y daba mucho juego. Una de ellas se dió cuenta de las prótesis y me preguntó si no oía nada por ninguno de los oídos. Les estuve contando la situación y, con toda la normalidad el mundo, hablamos de ello. Gracias a esas dos señoras mi rabia se evaporó. Aprendí que mi mejor terapia era afrontar nuestra circunstancia de cara.

No puedo generalizar, cada uno llevamos nuestras circunstancias como mejor podemos. En mi caso prefiero hablar de ello. Prefiero que me pregunten a que miren con pena. Los niños, en esto,  nos dan una lección a los adultos. Preguntan todo lo que no entienden y meten en más de un compromiso a sus padres. Pero si todos optamos por explicar con normalidad lo que es, ellos lo verán como algo habitual. Es más, cuando les dices que si se le cae el aparato se lo deben volver a colocar se sienten importantes.

Es una lástima que hasta que no me ha pasado a mí no haya podido saber la fortaleza y el valor de todas las familias que luchan día tras día para dar un futuro mejor a sus hijos. Héroes anónimos que cada día se montan en el tren con un niño en silla de ruedas y lo llevan hasta la otra punta de Madrid para recibir rehabilitación. Padres y madres que hacen verdaderos cambalaches para compaginar su trabajo y los tratamientos de sus hijos. Que mueven montañas para conseguir ayudas económicas que les permitan llevar a sus hijos a probar las últimas terapias para sus enfermedades. Para todos ellos, y en especial para Irina y Svinka,  mi apoyo siempre.

 

 

Anuncios

2 comentarios sobre “Te puede pasar a tí

Deja tu comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s